A la edad de 14 años recibe frecuentes manifestaciones del Sagrado Corazón de Jesús

Josefa Brígida de Jesús pasaba períodos en la Hacienda, propiedad de sus Padrinos de bautismo, por ser amante de la naturaleza.

Con dedicación y esmero ponía en práctica la instrucción recibida en su hogar: bordado, pintura y música

Aprendió francés, inglés y latín. Su formación humana y académica la recibió en su hogar con maestros especiales